Ministro Jiménez Gaona reafirma compromiso para traspaso del Cerro Ñemby

El ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Ramón Jiménez Gaona, reafirmó esta mañana el compromiso del gobierno nacional de traspasar la propiedad del Cerro Ñemby a la Municipalidad en lo que resta del año.

El Ministro participó de una sesión de honor de la Junta Municipal, donde concejales de las distintas bancadas, funcionarios, funcionarias y miembros del gabinete del intendente Lucas Lanzoni, celebraron su presencia en la ciudad y los anuncios que trajo consigo.

“Estamos aquí para reafirmar la voluntad del Presidente de la República para firmar el decreto de traspaso del Cerro Ñemby tan pronto como hayamos completado todos los trámites administrativos que se requieren”, afirmó Jiménez Gaona.

El Ministro, afirmó que para el MOPC no tiene validez alguna el contrato arguido por la empresa Concret-Mix, que explotaba la cantera del Cerro. Según dijo, para el traspaso sólo resta cumplimentar lo relacionado al catastro de las 60 hectáreas involucradas.

El anuncio de Jiménez Gaona llega pocos días después del primer aniversario de la gesta ciudadana que consiguió que el Estado suspendiera la licencia de Concret-Mix, abriendo las puertas a la recuperación del patrimonio natural de la ciudad, cuyo dominio está próximo a volver a la Municipalidad.

La presión de la ciudadanía, a través de sus organizaciones vecinales y comunitarias, y el compromiso y acompañamiento de las autoridades municipales, pusieron fin a más de 50 años de explotación de un recurso natural y paisajístico único en la zona.

El Cerro Ñemby, pertenece al grupo de cerros de la Cordillera de Ybytypanemá, al igual que los cerros Lambare, Tacumbu, Koi, y Patiño.

Desde 1963 se utilizaba para la extracción de piedras para la construcción y pavimentación de calles y rutas.

Entre fines de mayo y junio de 2016, y luego de una serie de incansables manifestaciones que encontró al intendente Lanzoni, concejales, directores de área, funcionarios y funcionarias municipales a la cabeza del reclamo ciudadano, el MOPC canceló el permiso de la empresa cementera por cuestiones medioambientales y el riesgo que representaba la utilización de explosivos de dinamita en una zona altamente urbanizada.

Una vez que se obtenga el traspaso legal y la operadora de la cantera libere la zona, la Municipalidad de Ñemby proyecta desarrollar un ambicioso proyecto para convertir al espectacular monumento de 60 hectáreas en un atractivo turístico y de esparcimiento para la comunidad y sus visitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *